El título lo dice todo. Una curiosidad típica es la de cómo es la vida en Bulgaria. Mi respuesta suele ser: depende.

 

Depende tanto tanto, que simplemente voy a hablar de la vida de los extranjeros en Bulgaria, ya que la mayor parte de mis lectores no son búlgaros. Voy a dejar al margen otras situaciones, pero esto no significa que no existan, como por ejemplo, los jubilados que viven en la ciudad y que apenas llegan a final de mes por lo escasas que son las pensiones, o el joven que tiene un pequeño taller en un pueblo, y vive felizmente con 250 EUR al mes (sí, en los pueblos de Bulgaria se puede vivir sin problemas con 250 EUR al mes). De hecho, en Bulgaria hay un dicho que dice que es mejor vivir tranquilamente en el pueblo, que pasarlas canutas en la ciudad.

Típicos edificios a las afueras de Sofía, realismo socialista en su puro esplendor.

Casitas de pueblo típicas búlgaras.

Para los extranjeros, vivir en Bulgaria, Plovdiv, Burgas o Varna, a veces resulta exótico, y hay que acostumbrarse a ciertas peculiaridades.

En el centro de las ciudades de Bulgaria, se encuentra lo que en la mayoría de ciudades de la Unión Europea, edificios bonitos, partes antiguas e iglesias.

Aquí podéis ver la parte vieja de Plovdiv, una maravilla.

Las afueras de las ciudades de Bulgaria suelen estar muy descuidadas, y suelen albergan terribles edificios construidos inspirados en el más puro utilitarismo socialista, lo mismo suele suceder con los hospitales y colegios. No obstante, si uno elige centrarse en las cosas positivas de Bulgaria, lo bueno supera con creces a lo malo.

Por ejemplo, en Bulgaria se puede perfectamente cenar en sitios considerados ¨de lujo” en el puro centro de Sofia, por unos 15 EUR por persona, con primero, segundo, postre y botella de vino.

Un menú del día suele costar alrededor de 4-5 EUR.

Y las habitaciones de hoteles verdaderamente bonitos pueden reservarse por precios que rondan los 30-45 EUR la noche.

Los extranjeros, aparte de esto, tenemos algunas ventajas con respecto a nuestros países de origen. Aquí el Impuesto de la Renta es fijo del 10%, y además en la mayor parte de los casos no hay que declararlo, sino que el empresario se lo descuenta en la nómina al trabajador, y luego es el empresario el que lo gestiona y declara. Más de lo mismo sucede con quienes tenemos empresas, en lugar de pagar un Impuesto de Sociedades como en España, de casi un 30%, aquí en Bulgaria se paga sólo un 10% fijo. Esto permite que Bulgaria sea muy útil para ahorrar en el Impuesto de Sociedades y sea un lugar perfecto para crear nuevas empresas.

Bulgaria no es el paraíso, y aunque he vivido en varios países y Bulgaria es mi favorito, hay extranjeros que no se acostumbran y se vuelven rápido. En general, sin embargo, los españoles tenemos una cultura muy similar a los búlgaros, y nos adaptamos bien aquí.